Esta página es una introducción a la serie de literatura que se concentran en las enseñanzas de la Biblia acerca de la identidad de los verdaderos bíblicos hijos de Israel.  Le recomendamos que primero lea el escrito titulado ¿Quiénes son los Hijos de Israel?, que se enfoca en las profecías dadas a Moisés que son señales para identificar nuestra nacionalidad.  Baruch 2:28 Como lo dijiste por tu siervo Moisés, el día que mandaste escribir tu ley delante de los hijos de Israel,” Verso 29: “Diciendo, sino oyeres mi voz, ciertamente esta tan grande y mucha compaña que hace tan grande estruendo [ruido grande], será vuelta pequeña entre las Gentes, a las cuales yo os esparciré [separado y regado entre todas la naciones].”  Verso 30: “Porque yo sé que no me ha de oír, porque son pueblo de dura cerviz [cuello]: mas en la tierra de su cautiverio [esclavitud] volverán a su corazón.Verso 31: “Y conocerán que yo soy el Señor su Dios: y yo les daré corazón para que entiendan y orejas, para que oigan.” Verso 32: “Y alabarme han, y harán memoria de mi Nombre.”  Verso 33: “Y apartarse han de aquellas sus contumaces [rebeldía] espaldas, y desecharan su maldades, cuando se acordaren [recordar] del camino de sus padres, los cuales pecaron delante del Señor.” Verso 34: “Y yo los volveré en la tierra, que conjuramento prometí a sus padres Abraham, Isaac, y Jacob, para que la posean; y multiplicarlos he, y no serán disminuidos.” Verso 35: “Y pondré con ellos Concierto [pacto] perpetuo, que yo les seré por Dios, y ellos me serán por pueblo: ni más removeré mi pueblo Israel de la tierra que les di.”
Esta escritura contiene las enseñanzas que nuestra gente necesita oír para que puedan prosperar y recibir ese pacto eterno / la salvación.  Los primeros principios es que debemos volver; es decir recordarse quienes somos y comprender que somos los hijos de Israel que habían pecado (falta contra las leyes) en contra de Dios.  Vuelva de corazón en arrepentimiento pidiendo perdón por nuestros pecados y cambiando el camino a lo que es justo. 1 Reyes 8:46 “Si hubieren pecado contra ti, (porque no hay hombre que no peque) y tú estuvieres airado contra ellos, y los entregares delante del enemigo, para que los cautiven y lleven á tierra enemiga, sea lejos ó cerca,” Verso 47:Y ellos volvieren en sí en la tierra donde fueren cautivos [esclavos]; si se convirtieren, y oraren á ti en la tierra de los que los cautivaron, y dijeren: Pecamos, hemos hecho lo malo, hemos cometido impiedad;” Verso 48: “Y si se convirtieren á ti de todo su corazón y de toda su alma, en la tierra de sus enemigos que los hubieren llevado cautivos, y oraren á ti hacia su tierra, que tú diste á sus padres, hacia la ciudad que tú elegiste [Jerusalem] y la casa que yo he edificado á tu nombre;” Verso 49: “Tú oirás en los cielos, en la habitación de tu morada, su oración y su súplica, y les harás derecho;” Verso 50: “Y perdonarás á tu pueblo que había pecado contra ti, y todas sus infracciones con que se habrán contra ti rebelado; y harás que hayan de ellos misericordia los que los hubieren llevado cautivos:”  El deseo de Salomón revela en su gran sabiduría que nuestra gente iba ser esclavos, perder su identidad, y olvidar la importancia de su herencia.  Lea también, Levítico 26:40-42. Nuestra oración es que la prueba escrito en la Biblia lo ayudara volver.  A entender quién eres en realidad y tener misericordia como tu guía a la promesa de salvación.  Shalam (¡Paz!)